Una nueva carretera entre La Zubia y Cájar aliviará el tráfico de la Ronda Sur

Una nueva carretera entre La Zubia y Cájar aliviará el tráfico de la Ronda Sur
  • La Junta de Andalucía ha presentado un nuevo proyecto que pretende conectar los municipios de Cájar y La Zubia, y por defecto Huétor Vega, a través de la A-335 para ofrecer una nueva vía de acceso a la Ronda Sur. El plan de actuación cuenta con una inversión de 12,8 millones de euros, que deberán ser suficientes para construir una nueva conexión de gran capacidad entre la Circunvalación de Granada y las poblaciones citadas. Actualmente, ésta es una de las zonas que mayor crecimiento han experimentado en los últimos años. La población de La Zubia se acerca a los 20.000 habitantes, mientras que en Huétor Vega viven casi 12.000 vecinos.

Por ahora se trata de un estudio previo elaborado por la Consejería de Obras Públicas y Vivienda, que ha expuesto a información pública el balance informativo de un nuevo acceso a las localidades de Cájar y La Zubia desde la Ronda Sur (A-395), en el área metropolitana de Granada. Este documento ha sido aprobado provisionalmente por la Dirección General de Carreteras y permanecerá en exposición pública por el período de un mes hasta el 11 de febrero, durante el cual se podrán formular las alegaciones u observaciones que los organismos oficiales y particulares estimen oportunas.

Estas aportaciones deberán centrarse en la declaración de interés general de la carretera y en la concepción global de su trazado, su integración en el paisaje y las afecciones que puedan darse al medio ambiente y al patrimonio cultural. Simultáneamente que se pasa el trámite de información pública se da cumplimiento a la normativa ambiental.

Es difícil hablar de plazos, pues mientras no sea aprobado definitivamente no se podrá concretar el tiempo de duración de la obra. Dependerá del tipo de alegaciones presentadas y de las dificultades que vayan surgiendo. La delegada de Obras Públicas, Nieves Masegosa, explica que el tiempo de ejecución «lo dirá el propio proyecto de obra», pero hasta que todos los trámites administrativos sean salvados y el nuevo vial esté en funcionamiento pueden transcurrir al menos dos años.

Solución al tráfico

La delegada advierte que esta nueva actuación pretende acabar con los problemas de tráfico que sufre esta zona del área metropolitana, que en los últimos años se ha erigido como uno de los puntos más conflictivos. La Consejería de Obras Públicas estima que en cada una de las vías actuales de acceso a la Ronda Sur, tanto la que une La Zubia como la vía de conexión con Cájar y Huétor Vega, soportan entre 17.000 y 20.000 vehículos diarios.

El proyecto contempla una vía de doble calzada con origen en la A-395 y finalización en dos ramales, uno de acceso a Cájar y otro de acceso a La Zubia, con una longitud total de 3,6 kilómetros. El enlace de ambas vías tiene su origen en el vial recientemente remodelado de la A-395 de salida a Cájar y La Zubia, en el que Obras Públicas ha invertido medio millón de euros. El trazado del trayecto común discurre por la actual A-4028 a lo largo de 0,6 kilómetros y finaliza en una nueva glorieta de la que saldrán los dos ramales mencionados.

El primero de ellos, de acceso a Cájar, discurre también por la A-4028 y tiene una longitud de 1,2 kilómetros. En un futuro conectará con el Distribuidor Sur de Granada en las inmediaciones del municipio. En torno a la mitad del trazado de este ramal se construirá una glorieta de acceso a Huétor Vega. El segundo trazado, de acceso a La Zubia, cruza el río Monachil y discurre a lo largo de 1,8 kilómetros en dirección sur hasta alcanzar la actual carretera de acceso a La Zubia. También conectará al final con el futuro Distribuidor Sur de Granada.

Esta actuación, cofinanciada con Fondos Feder, forma parte del Plan para la Mejora de la Accesibilidad, la Seguridad vial y la Conservación en la Red de Carreteras de Andalucía (MASCERCA), que la Consejería de Obras Públicas y Vivienda desarrolla entre los años 2004 y 2013. El Plan MASCERCA tiene entre sus objetivos mejorar la organización y la capacidad de la red viaria en las áreas metropolitanas de la comunidad, ámbitos de influencia de las grandes ciudades caracterizados por una movilidad con carácter local y niveles de tráfico muy importantes.

Masegosa asegura que la intención de la Junta es permeabilizar las zonas más conflictivas del área metropolitana. Con esta intención ya se ha puesto en marcha en la zona Norte gran parte del distribuidor que unirá la A-92 con la A-44.