La Zubia recibe a la Selección Española de Tenis de Mesa

La Zubia recibe a la Selección Española de Tenis de Mesa
  • La Real Federación Española de tenis de mesa ha elegido a La Zubia como la sede oficial para disputar la fase de selección del jugador de reserva que participará en el próximo campeonato del mundo de tenis de mesa que se celebrará en Tokio (Japón) del 28 de Abril al 5 de Mayo.

Este evento deportivo está organizado por la Federación Española, el Club Deportivo Bola de Partido La Zubia y el área de Deportes del Ayuntamiento de La Zubia. Los encuentros tienen lugar en las instalaciones municipales Nave Cepisa de La Zubia los días 11 y 18 de Marzo y acogerán los partidos que disputarán los pre-seleccionados por la federación española, Carlos Franco, Endika Díez y Alejandro Calvo, para lograr la plaza en disputa. El primer día de competición contó con la presencia del director deportivo de la Federación David Corral, del seleccionador nacional Víctor Sánchez, el alcalde de la Zubia Antonio Iglesias, el concejal de Deportes Jose Manuel Quesada y el presidente del Club Deportivo Bola de Partido La Zubia, Juan Carlos Cubero. La visita de los jugadores pre-seleccionados fue aprovechada por los jóvenes palistas locales que pudieron disfrutar de un entrenamiento con ellos el día previo a la competición. Estos encuentros son muy importantes para la cantera zubiense y se enmarcan dentro del plan de tecnificación del club deportivo Bola de Partido La Zubia, para que sus jugadores puedan afrontar con éxito los retos deportivos que afrontan a lo largo de la temporada, como por ejemplo, el partido que en la liga de división de honor nacional les enfrentará al equipo gallego Liceo Casino Vilagarcía el próximo sábado 15 de Marzo a las 9:30 en la nave Cepisa de La Zubia. Este partido se presenta muy complicado ya que los gallegos ocupan la tercera posición del primer grupo de división de honor, por lo que los zubienses Dragos Antimir, Iván Cuevas y Restituto Pérez tendrán que desplegar todas sus habilidades para poder conseguir una más que difícil victoria.