Antonio Buendía aboga por poner en valor el patrimonio de la localidad

  • Arqueólogo espeleólogo, dirige el CEI Alzawiya, dirigido a impulsar la historia y la cultura del municipio

Arqueólogo espeleólogo, Antonio Buendía Moreno dirige el CEI Alzawiya, un proyecto coral integrado por profesionales, nacido para poner en valor la cultura y el patrimonio de La Zubia y su entorno. Jubilado, participa en un montón de iniciativas y no para de buscar fórmulas que den respuesta a los problemas existentes. Inmerso en multitud de proyectos, con el CEI Alzawiya prepara, entre otras, las jornadas Noches con Historia, donde estudian los modelos utilizados por los distintos municipios para dar a conocer su patrimonio histórico, cultural y natural, para que se conviertan en motor de desarrollo económico.

El objetivo con este proyecto es mostrar los resultados para que otros municipios puedan llevarlo a la práctica. En junio y julio estudiarán, entre otros, el proyecto turístico del l Caminito del Rey, uno de los nuevos atractivos de Málaga, que se inicia en el término municipal de Ardales, y que ha pasado de recibir de 200.000 a 500.000 visitas. Otro ejemplo es Ceuta, «donde están apostando por el patrimonio, con los Baños Árabes, una basílica paleocristiana y la recuperación de las Murallas Reales.

Antonio Buendía aboga por poner en valor el patrimonio de la localidad

Patrimonio industrial

Expondrán también el trabajo realizado en Baza, con su Museo, yacimientos, Baños Árabes y Cerro Cepero, la antigua capital de Basti, hoy Baza. Noches con Historia conecta, según explica, con las jornadas de Patrimonio de Arqueología industrial de octubre, una iniciativa que persigue conocer las huellas que ha dejado el patrimonio industrial en las ciudades y cómo se recuperan. Como los molinos que se convierten en museos o en alojamientos rurales; o una azucarera que se convierte en recepción de artistas.

El objetivo de estas jornadas es que los municipios de la provincia y de la Comunidad Autónoma creen un foro en tema de patrimonio y que La Zubia se convierta en ese foro de debate. Siempre con el objetivo de hablar de los proyectos y su repercusión en la economía. Como, por ejemplo las rutas, un importante patrimonio inmaterial.

Recuerda que en La Zubia existen importantes yacimientos arqueológicos, como los Baños Árabes, plato fuerte de la localidad. Buendía aboga por recuperar la Alberca Grande de distribución de agua de época nazarí, que conecta con los Baños. Algo que se debe realizar -apostilla, con el apoyo del municipio. «Nuestro objetivo es que el Ayuntamiento apueste por todos estos proyectos; como la rehabilitación de los Baños Árabes; y convertir La Zubia en una puerta abierta a Sierra Nevada, que es una marca que vende, como Granada, y podría ser -insiste- una actividad complementaria de esa gran marca, de forma que creemos empleo y riqueza en base a la riqueza patrimonial. Porque de momento lo que tenemos es mucha naturaleza; y el patrimonio histórico va a remolque de esa naturaleza», señala.

Defiende, asimismo, que se muestre al mundo el patrimonio eclesiástico. «La Iglesia (de La Zubia) es un BIC (Bien de Interés Cultural) y debemos empezar a usarla de otra forma, dar a conocer sus tesoros, para que la sociedad los disfrute», explica.

Acaba de impartir en la Iglesia de la Asunción una conferencia sobre la Sábana Santa, donde José Liévana, catedrático de Microbiología habló sobre el sufrimiento del cuerpo de Cristo, a partir de la huella de la Sábana Santa. El biólogo José Antonio Rubio centró su ponencia, por su parte, sobre el proceso de enterramiento de los judíos y por qué se quedan la huellas en la sábana. Una iniciativa que ha cosechado un enorme interés y que contó con la aprobación del párroco de la localidad, Antonio Antúnez, para seguir trabajando en esa línea.

Cuevas de Moclín

Dirige además el proyecto de revisión topográfica de las Cuevas de Moclín, «la única de la provincia -dice- con pinturas paleolíticas, de unos veinte mil años, del que se ha presentado un libro. Participa en el estudio de Torre Agicampe, término lojeño donde de la mano de un particular acaban de restaurar la torre. En La Zubia ha trabajado en la exposición de creadores de la localidad en homenaje a la escultora Carmen Jiménez. Un encuentro colectivo expuesto en el Zoco donde han participado artistas consolidadas como Pedro y Rosa Gamero; promesas locales como Rafa Cámara, Ana Molina, Encarna Ruiz; y otros reconocidos en la provincia como Jorge Octavio Rodríguez, Paco Baena o Manuel Rubio.

Para esta primavera quieren realizar visitas a las pinturas rupestres de Monachil, situadas en la parte baja del Cerro Huenes.

Temas