La Zubia quiere espacio para sus muertos

  • Los vecinos denuncian que el Ayuntamiento prohibe enterrar en el Patio Viejo "sin construir el nuevo cementerio"

Vecinos de La Zubia están recogiendo firmas para denunciar que el Ayuntamiento impide que se lleven a cabo enterramientos en el Patio Viejo del cementerio de San Juan de Nepomuceno. Tras solicitar poder enterrar las cenizas de un familiar en el panteón familiar –petición que se le ha permitido– Aurelia Quesada constató que en la junta local de abril del 2016 se había determinado la imposibilidad de realizar enterramientos en ese espacio. Una decisión que, denuncia, es contraria a su derecho.

Según la decisión de la junta local, el Ayuntamiento prohibió los enterramientos en el Patio Viejo ante la falta de espacio porque la previsión de nichos sólo cubre el servicio para cuatro años y no se permite levantar los enterramientos hasta pasados cinco años. Los vecinos critican que el Ayuntamiento no ha informado de esta prohibición, aspecto que ha negado el alcalde, Antonio Molina (Ganemos), que asegura que cuentan con todos los permisos. Aurelia Quesada critica que no hacen nada por construir el nuevo cementerio y que se está destrozando el patrimonio del pueblo al construir nichos en el Patio Nuevo, eliminando las tumbas existentes.

Lamenta que se haya desmantelado este espacio con el permiso de los vecinos, "que han cedido por obligación" y considera que el Parque Natural "debe ceder por utilidad pública para que se haga el nuevo cementerio".

Hace años que en La Zubia son conscientes de que el viejo camposanto se queda pequeño. Tras realizar estudios para encontrar la mejor ubicación se optó por el paraje del Camino de Satajardas. Una idea que Ganemos defendió en campaña electoral. Se trata además de un espacio del que se habla desde que se aprobó el PGOU de la localidad. A este respecto, el alcalde asegura que el Parque Natural dice que nunca ha dado autorización para construir en el paraje de Satajardas un camposanto y que en 2011 se informó al Ayuntamiento para que se hicieran alegaciones y "no se hizo nada, por lo que se perdió la posibilidad de hacerlo ahí".

Los vecinos piden que se dé una solución al tema ya que, junto al agua y la limpieza, tener un espacio para enterrar a los fallecidos es uno de los servicios prioritarios que debe dar un ayuntamiento. Instan además a la Junta a que deje sin acuerdo la decisión municipal de no poder enterrar en el Patio Viejo, "por no respetar el acuerdo establecido y no ser la clausura competencia directa del Ayuntamiento".

Patrimonio municipal

El alcalde explica que la modificación del Patio Nuevo se lleva haciendo en todas las legislaturas y que "todos los nichos y ampliaciones han sido ilegales porque no se podía ampliar el cementerio". Señala que la ley ha cambiado y que la construcción de los nichos está aprobada por la consejería de Salud de la Junta. Dice también que el Patio Viejo "no se puede tocar" y que en junta de gobierno se ha declarado patrimonio del municipio.

Además de Satajardas, se planteó la posibilidad de construir un nuevo camposanto encima del barrio de San Antonio, que contó con la oposición de los vecinos.

Pie foto: Obras de ampliación en el actual camposanto . :: I. Sánchez

Temas