El público abarrotó el Carlos Cano en la fiesta de clausura de la escuela de baile de Ruth Molinero

  • Zorongos, tangos, sevillanas y homenajes para cerrar una temporada llena de éxitos y de flamenco

Lleno total. El salón de actos de la Casa de la Cultura se llenó de baile y alegría con la presencia de guitarristas, bailaores y las bailarinas de Ruth Molinero. Tras dar la bienvenida a los asistentes, se llevó a cabo la entrega de galardones. Un detalle para cada uno. Un fin de fiesta donde todos dieron lo mejor de sí mismos y demostraron su arte y su buen hacer.

Hubo de todo. Desde tanguillos, hasta zorongos, sevillanas y tangos en una espectacular fin de fiesta, que sirvió para clausurar el año, descansar y prepararse para la nueva temporada. Ruth Molinero es la artífice de este proyecto. Profesora de flamenco de la Escuela Municipal de Música y Danza Allegro de La Zubia, imparte clases a bailarines desde los tres años hasta a los adultos. Desde el nivel básico de sevillanas y rumbas, hasta un nivel más profesional, acompañada a la guitarra de José Carlos Zárate y con la cantaora, Ana Muñoz. A ellos entregó regalos por su trabajo constante. Con una trayectoria de primera, Molinero, nacida en La Zubia, asistía con cuatro años a la Escuela de Baile Marichú. A los 11 años entró en la Escuela de Flamenco de Mariquilla.

El público abarrotó el Carlos Cano en la fiesta de clausura de la escuela de baile de Ruth Molinero

Arte universal

La profesora ha llevado su arte por todo el mundo. Hija de Miguel Molinero, que estuvo cinco años de presidente y otros cinco de vicepresidente de la Peña la Platería, montó su primero una escuela particular de flamenco en La Zubia y ahora trabaja con el Ayuntamiento. Intenta transmitir técnica y confianza a sus pupilos, e imparte flamenco en todos los palos, desde el más alto nivel al más sencillo.

El público abarrotó el Carlos Cano en la fiesta de clausura de la escuela de baile de Ruth Molinero

Acostumbra a participar con su alumnado en distintos festivales, benéficos, celebraciones o allí donde los reclamen, junto a todos sus alumnos y acompañada por un montón de vecinos, que llenaron el recinto, llevó a cabo en el salón de actos de la Casa de la Cultura la clausura de la temporada.