La DGT instala radares móviles en la carretera de La Zubia

  • La mitad de los diez nuevos tramos se encuentran en vías que enlazan la capital con municipios próximos, como es el caso del acceso a la localidad

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha actualizado en este segundo trimestre de 2016 el listado de radares de la provincia y ha puesto el acento sobre el área metropolitana de Granada. La mitad de los diez nuevos tramos a los que los vehículos móviles de la DGT le prestarán especial atención se encuentran en vías que enlazan la capital con municipios próximos, como es el caso de la carretera de La Zubia, la GR-3211. Se trata de un trazado remodelado hace poco más de un año que soporta una elevada intensidad de tráfico, en concreto, más de 18.000 vehículos diarios de los que aproximadamente un 10 por ciento son pesados.

También se encuentran entre las vías que tendrán radares móviles la A-4006, que enlaza la rotonda que da acceso a los centros comerciales Alameda y Kinépolis con la entrada de Jun; la GR-3303, desde el Parque de Las Ciencias hasta Las Gabias; la GR-3304, desde Churriana de La Vega hasta la A-92; y la GR-3417, que une Santa Fe y Maracena atravesando Atarfe y Albolote. Además se suman otras cinco carreteras secundarias repartidas por diversos municipios de varias comarcas de la provincia.

En el nuevo listado se mantienen los catorce radares fijos ubicados en las principales vías de la provincia y una veintena de tramos en los que es más frecuente que se ubiquen los vehículos móviles de control de la velocidad. De la relación se eliminan diez tramos que apenas registraron denuncias durante 2015.

El balance entre los metros que se suman y los que se restan a la lista de radares móviles de la DGT en Granada muestra que el número de kilómetros sobre los que se va a posar el ojo de Tráfico con mayor frecuencia vuelve a aumentar hasta los 634 kilómetros. Afecta especialmente en este incremento el regreso de largas vías secundarias de la provincia, como la Carretera de la Cabra -con cerca de 60 kilómetros- o la incorporación de la A-4154, que conecta Priego de Córdoba con Loja y que sobre el suelo granadino cuenta con 42 kilómetros. En la comparación el verano del año pasado, hay cerca de 200 kilómetros más sobre los que Tráfico tiene previsto estar atento.

La relación, no obstante, impide trazar una conexión entre la siniestralidad en las vías y la colocación de los radares móviles. En el actual listado se mantienen como especialmente peligrosos algunos tramos en los que no hubo ninguna incidencia por exceso de velocidad en 2015; regresan otros que se retiraron sin saber por qué del listado en el primer trimestre de 2016; y, sin embargo, se eliminan otros, como la A-345, en la que se contabilizaron algo más de cien denuncias durante el pasado año.