«Las inundaciones se podrían haber evitado»

Los vecinos de la Zubia cuyos bajos se inundaron por las lluvias del domingo denuncian que el alcantarillado de la calle es insuficiente

Vanessa Sánchez
VANESSA SÁNCHEZGranada

En la calle Gloria Fuertes de La Zubia había vecinos que durante la mañana de ayer aún se afanaban en la limpieza de los bajos y garajes de sus casas. Este año es la primera vez que parte de sus viviendas queda anegada por el agua pero están acostumbrados a que cada vez que hay tormenta «hay que dejar las cosas en alto porque sabes que se te va a inundar la cochera, pasa cada año», comenta Aurelio Valdivia, uno de los residentes en esta vía.

Según Valdivia, las viviendas no sufren males mayores gracias a que todos los vecinos disponen de una bomba para achicar agua. Una información que corroboran Marino y María Jesús, un matrimonio que reside en la misma calle: «Yo he tenido que sellar mi cochera; si no, las consecuencias serían aún peores», explica el hombre. Estos vecinos señalan que han hecho escritos al Ayuntamiento en años anteriores para solicitar que los colectores del alcantarillado por el que debe achicarse el agua sean sustituidos. Según dicen son muy pequeños e insuficientes para el 'caudal' que llega hasta esa calle cada vez que llueve. Además, «una de las alcantarillas fue tapada la última vez que asfaltaron», informan los vecinos. «Es un problema que se puede evitar», sentencian Marino y Aurelio.

«Mi mujer está agotada después de pasar toda la noche achicando agua conmigo, somos los vecinos los que limpiamos las calles, por aquí no ha pasado nadie del Ayuntamiento; vinieron de Protección Civil ayer para preguntar si nos encontrábamos bien y no hicieron mucho más, esta zona es también parte del pueblo, pero el Ayuntamiento sólo se preocupa de mantener limpio el centro», comenta indignado Aurelio. Desde Urbanismo, informan de que los técnicos del Ayuntamiento trabajaban en ello ayer por la mañana, sin precisar más datos.

«Los vecinos tenemos bombas porque cada año ocurre lo mismo»

Mientras, en la calle Gloria Fuertes temen que vuelva a caer otra tromba como la de la tarde del domingo, porque según estos vecinos «el alcantarillado de La Zubia en general es insuficiente y a esta calle, al estar en la zona baja del pueblo, llega todo el agua que la red no es capaz de recoger», explican los vecinos.

En cuanto a las compensaciones de las compañías aseguradoras, Aurelio apunta que «como estas inundaciones no son reconocidas como catástrofes naturales no reciben nada por las pérdidas materiales que sufren». La furgoneta de Aurelio se ha visto dañada por la tromba del pasado domingo.

También, en Huétor Vega

Otro de los municipios afectados por las lluvias del pasado domingo fue Huétor Vega. El gerente de un restaurante donde se celebraban varias comuniones vio cómo en poco tiempo el agua anegaba una buena parte del local. «Estábamos a tope de comuniones y se inundó la cocina y la terraza, un lío muy grande», dice Tomás Jiménez, el responsable del establecimiento.

Explica, además, que lo ha comunicado al Ayuntamiento en conversaciones varias veces, porque para él se trata también de un problema que se podría evitar. «Se hizo una obra en el alcantarillado de la calle Estrella -donde está situado el negocio- y la empresa responsable de hacerlo dejó bloqueada la alcantarilla de la puerta del local», motivo al que apunta Tomás como la causa de los destrozos del pasado domingo.

 

Fotos

Vídeos